Transporte de motos legalmente y de forma segura

transportar-una-moto

¿Necesitas un  transporte de motos? Los motivos de transporte de motos pueden ser diversos: quizás has encontrado la motocicleta de tus sueños a la venta lejos de donde resides, es posible que tras un largo viaje  con ella quieras mandarla al lugar de origen, o incluso puede que vayas a participar en una competición y tengas que enviarla hasta el circuito. Sea cuál sea la razón, es importante que conozcas qué opciones tienes de transporte de motos en España de forma legal y segura.

 

En un primer momento quizás pienses que el transporte de motos es tan simple como cargarla en una furgoneta o remolque. Sin embargo esto no es así, ya que este tipo de vehículo tiene unas necesidades especiales y el envío de motos debe cumplir ciertas medidas tanto de seguridad como legales. ¿Quieres conocerlas? ¡No te pierdas este post!

 

1. transporte de motos en remolque

Puedes transportar una moto cargándola en un remolque enganchado a tu coche. Si usas un remolque de hasta 750 kg no necesitas ninguna licencia especial, y además el seguro del coche al que vaya enganchado cubre los posibles daños del remolque. Los remolques de más de 750 kg sí que necesitan matrícula propia y un seguro. 

 

En el transporte de motos, ten en cuenta que la masa máxima autorizada sumando coche y remolque,  no puede superar los 3500 kg.

Los remolques acondicionados para moto cuentan con rampa para facilitar la carga. Una vez arriba tienes que sujetarla con cinchas especiales.

 

2. transporte de motos en furgoneta

Otra opción de transporte de motos es  utilizar una furgoneta, independientemente de que sea tuya o alquilada. En función de la clase a la que pertenezca hay que tomar diferentes medidas:

 

 

2.1 transporte de motos en  vehículo mixto adaptable

Los vehículos mixtos adaptables pueden servir para transporte  de mercancías si se instala una rejilla separadora cuando se utilice para tal fin. Por tanto es lo que debes hacer si quieres transportar una moto. Por supuesto, también tienes que inmovilizarla completamente mediante correas. La velocidad no debe superar los 100 kilómetros por hora.

 

 

2.2 transporte de motos en furgoneta comercial

Este tipo de furgonetas destinadas al transporte comercial incluyen por normativa un panel rígido que delimita la zona de carga. Para el transporte de motos en  furgones de esta clase debes amarrarla mediante correas o pulpos que garanticen que la moto queda completamente inmovilizada durante el trayecto. Ten en cuenta que no podrás conducir a más de 90 kilómetros por hora.

 

2.3 transporte de motos en vehículo derivado de turismo

Las normas de transporte de motos en esta clase de vehículo, destinado únicamente al transporte de mercancías y con panel separador, son las mismas que en el caso anterior. La diferencia es que la velocidad no puede superar 100 km por hora.

 

En cualquiera de los tres casos, si la furgoneta no cuenta con puerta lateral, es necesario usar una rampa larga para introducir la moto. Una vez dentro del vehículo, debes asegurarte de que la moto se mantiene de pie e inmovilizarla utilizando correas atadas a los anclajes del suelo.

 

póliza de seguro coche

 

3. transporte de motos con una empresa especializada

Muchas veces optar una compañía especializada es la mejor solución para transportar una moto. Te librará de quebraderos de cabeza y tendrás la seguridad de que tu moto va a llegar a su destino en las mejores condiciones y cumpliendo con todos los protocolos necesarios.

 

Quizá pienses que el transporte de motos con una empresa es más caro. La realidad es que no tiene por qué ser así. Calcula el gasto en gasolina, peajes y posibles desperfectos que pueda sufrir tu moto si realizas tú mismo el transporte y comprobarás que el transporte de motos con profesionales puede resultar más rentable.

 

¿Te gustaría obtener un presupuesto rápido para poder transportar tu vehículo? En Transportamos tu coche te ofrecemos el traslado de transporte de coches más seguro, rápido y eficaz del mercado. Con seguro a todo riesgo incluido y a precio imbatible.

CALCULA TU PRECIO