Qué debes revisar antes de irte de vacaciones en coche

vacaciones-en-coche

Se acercan las vacaciones y estamos preparando nuestro viaje y con ganas de irnos a pasar unos días en familia o con los amigos. Pero si vamos a viajar en el coche es necesario hacer una revisión antes de ponernos en marcha y entrar en carretera. Antes de un trayecto largo es aconsejable que compruebes que todo funciona correctamente.

Listado de elementos que tienes que comprobar

Para que te sea más sencillo, te indicamos un listado de todos los elementos del coche que tienes que revisar antes de viajar. Recuerda que es especialmente importante si vas a hacer un trayecto largo.

1. Neumáticos

Es uno de los elementos más importantes para garantizar la seguridad durante un viaje por carretera. Ten en cuenta que un mal estado de los neumáticos puede provocar un accidente. Lo primero que deberías hacer es revisar el dibujo y comprobar que no está gastado. En caso contrario supone un riesgo en zonas mojadas. La mejor forma de comprobarlo es fijarse en el testigo, que indican la banda de rodadura. No debe ser inferior a 3 milímetros. En ese caso habría que cambiarlos.

Por supuesto, no deben tener ningún tipo de abolladura, corte o desgaste irregular. En caso de que los neumáticos no estén bien equilibrados puedes notar que el volante vibra cuando alcanzas velocidades elevadas.

Otro aspecto que debes comprobar en tus ruedas es la presión. Esto te permitirá evitar posibles pinchazos. Además, una presión adecuada también te servirá para reducir el consumo de combustible. No olvides que para revisar la presión tienes que tener los neumáticos fríos.

2. Frenos

Otro de los elementos clave para una conducción segura. Antes de empezar tu viaje asegúrate de que están en perfectas condiciones. Es la mejor forma de evitar accidentes. Revisa el estado del líquido de frenos, aunque lo recomendado es hacerlo cada dos años, aproximadamente. En los depósitos suele haber unas marcas que indican tanto el mínimo como el máximo. Solo tendrás que fijarte para comprobar que está entre ambos. Si está muy cerca del mínimo es aconsejable que lo rellenes.

También debes comprobar que las pastillas están en perfectas condiciones. Normalmente, es algo que se tiene que hacer cuando se recorren 10.000 km.

Para estar más seguro puedes hacer una comprobación de los frenos en la conducción. Haz algún recorrido cerca de casa y asegúrate de que la frenada es uniforme.

3. Suspensión

No es aconsejable hacer un viaje largo sin revisar la suspensión de tu coche. Es lo que te permite disfrutar de un mayor confort cuando estás en carretera, además de tener un impacto en el frenado. Es difícil percibir su desgaste, pero se puede comprobar cuando circulas por terrenos curvos. En esos casos, si notas que el coche responde de una forma algo extraña, o si notas un claro balanceo, puede deberse a que la suspensión no está funcionando bien.

4. Dirección

Para salir a carretera con seguridad debes comprobar que la dirección del coche funciona perfectamente. La dirección se encarga de mover las ruedas y orientarlas en la dirección que queremos. Si notas ruidos, vibraciones, alguna dureza al girar o cierta holgura, es posible que necesite una revisión en profundidad. Una indicación de que no funciona correctamente es un desgaste de los neumáticos algo irregular, aunque no siempre sea esa la causa. También debes comprobar que el líquido está en el nivel adecuado.

5. Luces

Las luces son también muy importantes para una conducción segura. Lo normal es circular durante el día, pero en verano es habitual también hacer desplazamientos cuando cae la noche. En esos casos es fundamental contar con los faros en perfectas condiciones.

Antes de iniciar tu viaje debes comprobar que ninguna luz está fundida. Asegúrate de revisar todas: faros delanteros y traseros, intermitentes, de posición, retrovisor, etc. En algunos casos puede ser que las largas no estén bien reguladas. De ser así, tendrás que equilibrarlas.

6. Batería

Si vas a estar unos días fuera de casa es mejor evitar las sorpresas. La batería puede jugarte una mala pasada si te quedas sin ella. Normalmente, tiene una vida útil de unos 4 años. Sin embargo, depende del uso del vehículo.

Hay varios indicadores que te avisan de que tu batería necesita un cambio:

  • Si a tu coche le cuesta arrancar por la mañana.
  • Cuando detectas que los bornes están sucios y oxidados.
  • La iluminación del testigo en el salpicadero del coche.

En caso de que detectes alguno de estos problemas es recomendable que cambies la batería antes de ponerte en camino. Si te vas de vacaciones con una batería nueva o completamente revisada tendrás mucha más tranquilidad.

7. Limpiaparabrisas


En verano puede parecer poco útil el limpiaparabrisas del coche. Sin embargo, tienes que asegurarte de que el depósito está lleno y funciona en perfectas condiciones. En primer lugar, hay tormentas en estas fechas, por lo que puede ser peligroso si te pilla una en carretera y no funciona correctamente tu limpia parabrisas. Pero también es posible encontrarse con otro vehículo que nos manche por pasar sobre un charco o cualquier otro motivo. Comprueba también que las escobillas están en buenas condiciones.

8. Aire acondicionado

Viajar en verano por España sin aire acondicionado solo es posible en lugares muy concretos. Así que lo mejor es comprobar que te funciona. Según la DGT un exceso de calor puede llegar a aumentar el riesgo de accidente hasta en un 20%. La temperatura recomendada para dentro del vehículo es entre 20 y 23 grados centígrados. Por eso necesitarás un aire acondicionado en perfecto estado, especialmente en las horas centrales del día.

Normalmente, se carga cada dos años el depósito del aire. Pero comprueba que tienes el líquido suficiente. También deberías asegurarte de que no hay ninguna fuga en el circuito. Por supuesto, revisa que funciona correctamente cuando lo enciendes y que enfría el habitáculo.

9. Aceite

El nivel de aceite es clave para que el motor funcione correctamente. Una revisión adecuada no te llevará mucho tiempo. Te merece la pena. Ten en cuenta que, en caso de que no sea el adecuado, un viaje largo puede provocar un daño grave en el motor, lo que supondría una avería importante.

Para comprobar el aceite del coche tienes que hacerlo cuando esté frío y con el coche en un terreno llano. En caso de estar en una pendiente puede reflejar erróneamente el nivel. Sucede lo mismo cuando está caliente, así que lo aconsejable es hacerlo antes de poner el coche en marcha, y con el motor apagado.

Cuando vayas a comprobarlo tienes que extraer la varilla y limpiarla. Una vez hecho, introdúcela de nuevo y espera unos minutos antes de sacarla. Cuando lo hagas podrás comprobar el nivel exacto del lubricante. Es sencillo de revisar puesto que la varilla tiene dos muescas en las que se pueden ver los niveles mínimos y máximos. Lo ideal es que la marca del aceite esté más cerca del máximo, pero estando entre ambos niveles es un índice de que tiene el nivel correcto.

10. Los filtros, los cables y las bujías

También debes revisar antes de salir elementos como cables y filtros, aunque el fabricante del vehículo indica los plazos exactos para hacerlo. Comprueba que esos plazos no se han cumplido. Las bujías pueden provocar problemas al arrancar el coche o hacer que el consumo sea más elevado cuando están sucias.

Otros elementos que debes comprobar

Aunque estos son los principales puntos que debes revisar en tu vehículo, también hay otros elementos imprescindibles y que no pueden faltar en tu coche.

  • La rueda de repuesto es uno de ellos. Comprueba que están en buenas condiciones. Si tienes un pinchazo y la rueda está gastada o tiene una presión baja no la podrás utilizar.
  • El gato y la llave son otros elementos que necesitarás en caso de que tengas un pinchazo durante el viaje. Asegúrate de que los llevas en el coche. De lo contrario necesitarás ayuda de un mecánico si tienes un problema con la rueda.
  • El chaleco reflectante es otro de los accesorios que debes tener en el interior del vehículo. Recuerda que si tu coche se queda parado en carretera tendrás que ponértelo antes de salir del mismo. Es un elemento de seguridad con el que se evitan muchos accidentes.
  • Los triángulos de emergencia. Son también necesarios en caso de avería en carretera. Se tienen que colocar a entre 50 y 100 metros de nuestro coche cuando se ha quedado parado. En las autovías será suficiente con colocar uno detrás del vehículo. Pero en las carreteras convencionales hay que ponerlos delante y detrás. Por eso es necesario contar con un par de ellos en el coche.
  • La seguridad en carretera es importante para evitar accidentes. Si vas a hacer un viaje en coche este verano no olvides dedicar unas horas a revisar todos estos elementos de tu coche. No olvides que lo aconsejable es evitar las horas de más calor, para viajar cómodamente y evitar el cansancio. Así podrás disfrutar de unas vacaciones tranquilas y seguras.
póliza de seguro coche

 

Transporta tu coche con una empresa especializada 

Si, por alguna razón, ya sea porque en la revisión has detectado que tu coche no puede hacer grandes distancias o prefieres que una empresa te lo lleve a tu destino en Transportamos tu coche ponemos a tu disposición el transporte de vehículos más rápido, eficaz y barato.

Con seguro a todo riesgo incluido en el presupuesto y sin mediación de terceros. Además, contamos con una flota actualizada y con experiencia de más de 40 años transportando vehículos.

 ¿Quieres obtener rápidamente presupuesto de cuánto cuesta el transporte de vehículo?

 ¡Solicítalo ya desde la web Transportamos tu coche!

 ¿Tienes cualquier duda? Estaremos encantados de resolverla.

PIDE PRESUPUESTO