5 ideas para aumentar la rentabilidad de tu chatarrería

rentabilidad_chatarreria

Una chatarrería es un negocio rentable que supone el 1% del PIB nacional. Sin embargo, igual que otros muchos sectores, el de la chatarra también está sufriendo las consecuencias de la crisis generada por la Covid-19. Por eso es importante no estancarse y buscar fórmulas enfocadas a aumentar su rentabilidad.

¡En este artículo te damos 5 ideas para conseguirlo! Te servirán tanto si ya tienes una chatarrería como si te estás planteando emprender un negocio como este.

¿Cómo funciona una chatarrería?


Una chatarrería es una instalación donde se compra, clasifica y vende chatarra. Por un lado, recoge chatarra mediante su parque móvil o bien la recibe diariamente en sus instalaciones, para posteriormente clasificarla de manera correcta, determinando el tipo de material y la aleación.

 

Ventajas para las empresas

 

Más tarde, la chatarra se prensa o corta según la aleación que se quiere conseguir. Principalmente, las chatarras se engloban en dos grupos:

  •  Metales ferrosos: provienen del hierro y acero.
  • Metales no ferrosos: entre otros, engloba al aluminio, zinc, cobre, níquel, plomo y estaño.

 Una chatarrería desempeña un papel fundamental en el reciclaje de metales. Por ejemplo, la chatarra de hierro se emplea para producir acero, cubriendo un 40 % de las necesidades mundiales. Además, una tonelada de acero reciclado a partir de chatarra genera un ahorro del 80% de la energía. Por tanto, además de sus posibilidades de negocio, una chatarrería tiene un impacto medioambiental positivo.

 

¿Una chatarrería es rentable hoy día?

 

El negocio de la chatarra en España experimentó un gran auge en los últimos años, creciendo hasta representar el 1% del PIB y dar empleo a aproximadamente 33.000 profesionales, según datos de la FER (Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje) correspondientes a 2019. Estas cifras testimonian el peso que tienen las chatarrerías en la economía española.

Aunque una chatarrería sigue siendo estable, durante los últimos meses este negocio se ha visto afectado negativamente por la crisis del coronavirus, según datos del Bureau of International Recycling.

La bajada de la actividad comercial ha provocado que tanto el cobre como el aluminio hayan perdido más del 10% de rentabilidad. Los cierres obligatorios también han generado pérdida de liquidez en algunas empresas chatarreras. Por eso, si eres propietario de una chatarrería, es buen momento para valorar implementar medidas enfocadas a mejorar su rentabilidad. No solo te serán útiles para salir mejor de este bache sino también para ser más competitivo cuando el mercado se recupere del todo.

 

Mejora la rentabilidad de tu chatarrería con estas 5 ideas

  •  Céntrate en los metales más rentables

La rentabilidad de tu chatarrería está ligada al valor actual de los diferentes metales en el mercado. Por eso conviene estar siempre al día e informado de cuáles son los que mejor cotizan, y así centrar los esfuerzos en su consecución.

No obstante hay metales que mantienen su rentabilidad estable a lo largo del tiempo, por lo que siempre es buena idea apostar por ellos. Es el caso del latón, aleación que contiene cobre con distintas proporciones de zinc. Tiene un comportamiento similar al cobre, aunque supera a esta en resistencia y resulta más económico. Además, es reciclable 100% y mediante un proceso más sencillo que el de otros materiales. Simplemente hay que fundir la chatarra de latón para reciclarlo, sin tener que someterlo al proceso de electrorrefinación.

Este hecho compensa que su precio, a veces, sea más alto que el de otros metales similares.

Muchas chatarrerías se centran en metales de gran consumo, como aluminio o acero, sin embargo, por los motivos expuestos, apostar por el latón puede ser beneficioso para la rentabilidad de tu chatarrería.

  •  Apuesta por la chatarra tecnológica

Al pensar en una chatarrería, lo normal es que nos venga a la mente la chatarra férrica. Sin embargo existen muchos otros que pueden ser reciclados con gran rentabilidad. Es el caso de la chatarra electrónica y tecnológica, de la que cada vez se produce más cantidad en nuestra sociedad.

¿Sabías que una tonelada de teléfonos móviles podría contener hasta 350 gramos de oro?

Por otro lado, electrodomésticos o tecnología más antigua, contienen metales en proporción muy alta. Por ejemplo, los televisores de tubo de rayos catódicos pueden contener medio gramo de oro, y hasta 400 de cobre y 500 de aluminio.

 Como ves, apostar por chatarra electrónica puede ser altamente eficaz para garantizar la rentabilidad de tu chatarrería.

  •  Aprovecha las ventajas que te ofrece internet

Quizá a priori pueda parecer que una chatarrería no puede obtener ventajas de la digitalización de su negocio. ¡Nada más lejos de la realidad! Es importante que tu chatarrería se adapte a los nuevos modelos de consumo si quiere garantizar su rentabilidad. Las redes sociales son una magnífica oportunidad para publicitar de forma gratuita sus servicios y, a la vez, llegar a muchos más potenciales clientes, ya sean empresas productoras de bienes con componentes metálicos que utilicen la chatarra como materia prima, como particulares que necesiten alguna pieza.

 Además, si quieres destacar sobre tu competencia, puede ser interesante que te plantees una estrategia digital más completa, que incluya al menos la página web de tu chatarrería y un blog.

  •  Especialízate

En un mercado cada vez más competitivo, muchas veces la clave se encuentra en la especialización.

Llevar a tu chatarrería a especializarse en un tipo de metal (ya sea férrico o no) tendrá como beneficios la fidelización de clientes, un ahorro de recursos y tiempo y principalmente, tener muchos menos competidores.

Además, también puedes plantearte incluir la recuperación de algún tipo de material concreto que, una vez restaurado, puedas ofrecer a la venta desde tu chatarrería, ya sea físicamente o aprovechando los canales online. Por ejemplo, podrías apostar por recuperar electrodomésticos de marca blanca y vender sus piezas revisadas a técnicos o particulares.

  •  Modernízate

Optimizar el uso del tiempo y recursos es importante para garantizar la rentabilidad de tu chatarrería. Por eso, conviene estar al día en lo referido a maquinaria y procesos que hacen más eficiente el trabajo. Por ejemplo, la clasificación automática te permite reciclar aluminio de forma más rentable. Se trata de una tecnología de sensores que separa con alta precisión las aleaciones de aluminio de los metales pesados, consiguiendo fracciones de aluminio con una gran pureza, que oscila entre un 98-99 %. Esto es fundamental para obtener de la venta de este metal un precio más alto, pues este está condicionado por su grado de pureza.

póliza de seguro coche

 Desde Transportamos tu coche, empresa líder en el transporte de coches y todo tipo de vehículos, esperamos que este artículo te haya resultado interesante y las ideas que te hemos dado te sirvan para mejorar la rentabilidad de tu chatarrería.

CALCULA TU PRECIO